Venta de Propiedades

Para la venta de bienes raíces, el ESTUDIO PLAZA plantea una estrategia particular acorde a las características de cada inmueble.

Nos referimos a evaluar y pensar todas las posibilidades para arribar al objetivo.

Eso incluye:

1. Estudiar el perfil del potencial comprador.
2. Seleccionar medios y pautas publicitarias.
3. Plantear distintas alternativas de cobro (financiación propia o bancaria, recepción de inmuebles, o vehículos, valores en pago, etc.)
4. Estudiar los tiempos: Períodos para ajustar valores, realización inmediata, etc.

La comisión (recupero de gastos y honorarios) es del 3% más IVA para cada una de las partes (vendedor y comprador). Por lo tanto, el importe se eleva o disminuye según el precio definitivo que se acuerde.

En casos excepcionales, -fundamentados y pactados en el mandato de venta- existen porcentajes diferentes, más altos o más bajos. Esto ocurre por propiedades excepcionales (muy pequeñas o muy grandes) o porque el vendedor asume el costo publicitario o porque el inmueble no está en la ciudad, etc. Pero en todos los casos se pacta en el momento del mandato y no en el período de la negociación de venta.

La RED INMOBILIARIA es una sistema de comercialización acordado por más de cincuenta inmobiliarias que conforman un gran banco de información computarizado. Toda operación confiada a ESTUDIO PLAZA es ofrecida inmediatamente por todas las demás mediante este sistema, aunque solamente el ESTUDIO PLAZA podrá manejarla. Este servicio no tiene costo adicional.

Para trabajar bien necesitamos de su confianza. Esto implica ser transparentes desde el principio. Compradores, vendedores e inmobiliarias hemos sido defraudados de distintas formas. Este contexto es perjudicial para todos. Nos pone frente a una gran tarea: recrear la confianza. Se logra ante todo con buena fe y respeto recíproco. Y también estudiando con prolijidad la documentación, con transparencia en la comunicación, con negociaciones claras y acuerdos escritos cuidadosamente. Todo esto es indispensable Trabaje con nosotros si respeta nuestro trabajo y nos tiene confianza. En el fondo son una misma cosa. Necesitamos su confianza, su control amistoso y un diálogo permanente.